≡ Menu

La oratoria perfecta

Título: La oratoria perfecta

Autor: Cesar de León Escobedo

Personajes: Lucia, Mirna (la maestra), madre, padre,

Categoría: Obras de teatro

Narrador: Lucia Jiménez, una chica de 11 años que siempre soñó con darle una gran satisfacción a sus padres, que tanto la querían y que se sacrificaban por darle lo mejor en la vida, vio con mucho asombro, que habían convocado para un certamen de oratoria, del cual quería ser parte y se los había comunicado a toda su familia, ellos con asombro, pero alentándola, le dijeron que con solo participar en dicho evento, los llenaría de orgullo, y que no se preocupara si no llegaba a la final (sus padres sabían de su pequeño problema de tartamudear cuando los nervios la traicionaban) y no querían una responsabilidad de esa magnitud, que en lugar de ayudar, pudiera repercutir en su estado de ánimo y en su amor propio.

niña en oratoria en escuela

Acto 1

Mirna la maestra: Chicos atención a todos, se les recuerda que en unos días, se abrirá la convocatoria para elegir al estudiante que nos representara en certamen regional de oratoria, les recuerdo que pueden participar todo aquel que crea que tiene aptitudes, para dejar a nuestra escuela en un buen papel.

Lucia: Yo maestra, me apunto, que ya había hablado con mis padres, a los cuales les prometí, ser la mejor en oratoria y ganar esta convocatoria de la escuela, para representar a mi colegio ante todos.

Mirna la maestra: Recuerda Lucia, que es un certamen en el cual te tienes que preparar a conciencia, y que estarás presionada, ¿ya tomaste en cuenta todos estos puntos antes de participar?

Lucia: Claro maestra, y ya empecé el fin de semana a practicar, si llego a ser elegida, espero sus enseñanzas y consejos para ganar la final regional.

niña estudiando oratoria

Narrador: Y solo se postularon 7 personas, mas presionadas por sus padres, que con ganas de participar, al final la única que lo veía como un reto personal y como un logro, era Lucia y esto lo vieron todos los jueces, al final del certamen, ella fue la elegida para representar a su colegio, ante la convocatoria regional.

Acto 2

Lucia: ¡Mami! ¡Papi! Les prometí ganar, y ahora voy a la regional, deséenme suerte, que no les voy a fallar, desde ahora, dejare todas mis actividades, fuera de la escuela, para ponerme a estudiar, y con la ayuda de la maestra Mirna, les prometo que no les voy a fallar.

Padre: Un orgullo el que representes a tu escuela, hija mía, solo te recuerdo que el ser elegida, para nosotros, es más que suficiente, y si no logras ganar, para tu madre y para mí, eres un ejemplo de tenacidad.

Madre: Gracias por el apoyo, maestra Mirna, sé que conoce las limitaciones de mi hija, y no quiero que me la hagan sufrir.

Mirna la maestra: Su hija es más fuerte de lo que pensaba, y el pequeño problema del tartamudeo que en una ocasión llego a tener, con ejercicios de respiración y viendo todo como un juego, lo hemos erradicado de raíz

Lucia: Gracias maestra, por ayudarme con esta misión, que quiero ser el orgullo de mis padres, pero también de usted y de todo el plantel de educación.

niña en certamen de oratoria

Narrador: Y así llego la final, con algunos tropiezos, pero estaba Lucia Jiménez, entre los más destacados niños de oratoria de la región, cuando le toco su oportunidad, no la quiso desaprovechar, pero una juez, que le dio una palabra que no conocía, termino con los sueños de Lucia, al empezar a tartamudear en la final.

Acto 3

Lucia: Disculpen mi tropiezo, sé que con esto no llegare a la final, les deseo a todos mis compañeros, la mejor de la suerte y que gane el que mejor lo haga al final.

Mirna la maestra: Te ganaste al público, aunque no hayas ganado la oratoria, eres un ejemplo para nuestro plantel, y así me lo comunico la directora.

Lucia: Sé que al final me equivoque, pero no me importa no haber ganado, sé que di mi mejor esfuerzo, y con ello, orgullosos a mis padres tendré.

Narrador: Y así fue, el orgullo de sus padres, no le cabía en el pecho, toda la escuela la ovaciono cuando regreso a clases, y ella nunca más en una situación de frustración volvió a tartamudear.

Moraleja: Todo lo que te propongas en la vida lo puedes lograr, lucha contra tus limitaciones, y se el orgullo de tu hogar.

{ 1 comment }

Cuento infantil: El niño que quería estar solo

Titulo: El niño que quería estar solo

Autor: Cesar de León

Personajes: Pedro, Mama, Papa, Trollingo,

Categoría:

Cuento infantil

Pedro era un niño caprichoso, al que nada le faltaba y el cual por mucho tiempo había estado equivocadamente criado, niño que no tenia respeto a sus padres, los cuales por mucho tiempo hacían sacrificios, todo con el único fin de satisfacer todos los caprichos de su hijo.

Un día en uno de sus tan seguidos desplantes, les grito a sus padres que no los soportaba y que deseaba estar solo, con todo su corazón, solo, ya que no los soportaba.

Al día siguiente, al despertar, no vio por ningún lado a nadie, curioso salio a la calle y vio que estaba solo, su deseo se había cumplido.

Al principio, alegre por hacer lo que quería, todo le parecía un juego, hacia travesuras que sus padres no lo dejaban hacer, comía todo el dulce que quería y sin algún cuidado, siguió por horas, hasta que se canso.

Al día siguiente, al despertar de su cama, y pensando que todo había sido solo un sueño, se levanto, solo para confirmar su soledad, ya no era tan bonito estar solo, la aventura se convertía en pesadilla.

Empezando a llorar, no sabia porque le pasaba eso a el, cuando en la esquina de su recamara, unas palabras escucho: ” tu lo pediste”.

Cuento infantil: El niño que quería estar solo

!Papa¡ grito Pedro con todas sus fuerzas, de la oscuridad del rincón, salio un troll, solo para decirle que sus deseos se habían cumplido.

Ya no quiero estar solo, gritaba Pedro, y entre llantos en la alfombra que estaba en el suelo se quedo dormido, algunas horas pasaron, y trollingo que así se llamaba el troll, se le acerco y le dijo: Sabes que cuando alguien desea algo con tanta vehemencia, como cuando lo deseaste tu, en algunas ocasiones se te puede llegar a conceder.

!Perdón¡ grito Pedro, no sabia lo valioso que son mis padres hasta que ya no los tuve.

Podría revertir el deseo tuyo de estar solo Pedro, dijo Trollingo, pero este solo se concede, cuando es verdadero y ansiado, como tu deseo original.

Claro, dijo Pedro, ya no quiero estar solo, y entre sollozos, se volvió a dormir.

Al día siguiente, se levanto pensando que aun estaba solo, bajando a la cocina de su casa, vio cocinar a mama, y corriendo se lanzo a abrazarla.

Hijo mio, que te sucede, ¿Quieres comer?

Si madre mía, comento Pedro, te quiero mucho y quiero cambiar, ¿en que labor de la casa te puedo ayudar?

Claro hijo mio, vete a la calle a la basura tirar, y espera a tu padre que fue a traer las bolsas del mandado, para que le ayudes a bajar.

Cuento infantil: El niño que quería estar solo

Y así el cambio de actitud de Pedro, fue notándose cada vez mas, y al anochecer y acostarse para dormir, comento: no se si lo que paso fue un sueño, pesadilla o algo real, pero a mis padres con mis acciones y amor, los voy a honrar y a ayudar.

Del rincón oscuro, una voz se volvió a escuchar, era la voz de Trollingo, que le dijo: No fue un sueño Pedro, fue real, y esta vez es la ultima que me vas a escuchar.

Y Pedro su palabra cumplió, y a sus padres toda la vida ayudo.

Moraleja: No sabemos lo que tenemos, hasta que lo perdemos, cuida y honra a tus padres, que no son eternos.

{ 0 comments }

Titulo: El amor no esta en decadencia

Autor: Cesar de León Escobedo

Personajes: Luisa, Pedro, Maria Jose (Suegra)

Categoría: Obra de teatro de amor con comedia

Narrador: En la actualidad, el amor ha cambiado considerablemente, los valores en las relaciones ya no son lo que eran antes, se puede pensar que el amor esta en decadencia, pero existen personas que todavía creen en el amor, esta obra de teatro, se lleva a cabo en el entorno del hogar de unos recién casados, que a los 3 meses de relación, tienen una pequeña crisis, de valores en el amor.

El amor no esta en decadencia

Fuente imagen: http://www.imagenesdeamorpro.com/

Acto 1

Luisa: Pedro ya te dije que no sigas hablando mal de mi madre, que yo nunca hablo de tus seres queridos ni para bien ni para mal.

Pedro: Amor, si solo dije que tu madre, es muy metida en nuestra relación, (en tono desenfadado) y que tiene que dejar nuestra relación, solo para nosotros dos.

Luisa: Si pero no tienes que hablar mal delante de mi persona de la mujer que me dio la vida (ya en un tono enojado) y a la que mas quiero, no quiero estar enfadada contigo, pero no quiero que vuelvas a hablar mal de mi mama.

Pedro: Yo la respeto y hasta te puedo decir que la quiero, lo que no me gusta es que opine y que nos diga lo que tenemos que hacer en nuestro hogar.

Narrador: Estaban en la discusión, cuando el timbre de la casa sonó, en varias ocasiones, como si alguien tuviera prisa por entrar, y no era otra persona mas que la suegra, que había ido a opinar de unos muebles que la pareja, acababa de comprar.

Acto 2

Maria Jose: ¡Pedro!,  ¡Pedro! ayúdame con estos regalos decorativos que les traje, que de seguro se verán muy bien con tus muebles nuevos.

Pedro: Señora, no se hubiera molestado, bien le dije en la otra ocasión, que queríamos decorar a nuestro gusto, (voltea a ver a su esposa) mira mi amor, tu madre te trajo estos objetos decorativos (en tono sarcástico).

Luisa: Madre mía, te dije que eso nos lo dejaras a nosotros, ya que es decision de los dos (en tono calmo).

Maria Jose: No se hable mas, si no les gustan, me los llevo, yo solo quería ayudar, Luisa bien sabes del exquisito gusto que tengo para la decoración, si viviste en mi casa por muchos años, no se porque ahora no te gusta mi estilo de decorar.

Luisa: Sabes que te admiro, pero las decisiones ahora no las tomamos, tu y yo, si no mi esposo y yo y si quisiera que te llevaras, todo lo que trajiste, para la casa, que esto lo decoramos mi esposo y yo.

Pedro: Déjalo Luisa, están bonitos, no le hagamos un desprecio a tu madre ( en tono conciliatorio) al parecer si quedan muy bonitos, con los muebles que escogimos.

Narrador: Y aunque Luisa, se le quedo viendo en forma de agradecimiento, sabia que Pedro no estaba nada conforme, pero tambien sabia que había aceptado, con tal de no hacer mas grande la discusión.

Acto 3

Maria Jose: Pedro si yo sabia que te iban a gustar, pensé que esta generación de parejas, no permitía a las suegras meterse en las decisiones del hogar, ahora veo que mi hija, supo escoger bien, a quien acompañara como pareja toda la vida.

Pedro: Gracias suegra, le agradezco todos los buenos comentarios hacia mi

Luisa: Ya no lo halagues, mami, que no lo podre quitar de encima,

Maria Jose: Yo que pensé que el amor estaba en decadencia, y ahora ustedes me han dado una gran lección, yo sabia que con mis acciones dentro de su hogar, me estaba metiendo de mas en sus vidas, pero quería saber hasta que punto, mi yerno era capaz de aguantar, Luisa veo que no te equivocaste al momento de escoger, con quien pasar el resto de tus días, y en su casa no me volverán a ver.

Pedro: Gracias suegra, le agradezco todo lo que dice de mi, y mas agradezco que ya no se aparezca por aquí ( en tono gracioso)

Luisa: Madre, no tenias necesidad de hacer todo esto, pero que bueno que te diste cuenta, que Pedro es un ser humano integro.

Narrador: Y Maria Jose, nunca mas se entrometió en la vida de su hija, y solos los dejo, para tomar decisiones buenas o malas, que a la pareja les dejara una lección.

{ 2 comments }