Lucy la luciérnaga que le tenia miedo a la oscuridad

Titulo: Lucy la luciérnaga que le tenia miedo a la oscuridad
Autor: Cesar de León E.
Personajes: Lucy (la tierna luciérnaga), Luz(mama de Lucy), Tartan(la araña)
Categoría: Obras de teatro cortas

Narrador: Nada tan espectacular como ver una escena en donde todas las luciérnagas, estén postradas en un árbol al amparo de la noche, una de esas luciérnagas era Luz, una luciérnaga que por mucho tiempo quiso tener el primogénito, para enseñarle todo lo que ella conocía, al paso del tiempo logro tener una pequeña y tierna hija que nombro Lucy, y a la cual por mucho tiempo trato de enseñarle todo lo que ella conocía, pero por mas que trataba, no lograba hacerla salir en las noches oscuras.

Acto 1

Luz: Vamos hija mía, que ya te he dado mucho tiempo, la noche es bella y oscura, especial para nosotras.

Lucy: No mama, no me hagas salir, sabes que le temo a la noche y mas cuando es muy oscura.

Luz: Es el colmo niña malcriada, si la noche oscura es para nuestra especie, lo que para los peces el agua, lo que pasa es que le tienes miedo a la noche, pero para eso tenemos nuestra propia luz.

Lucy: Si mama, pero tu sabes que aun no puedo emitir luz alguna, ya que mi miedo a la noche, hizo que me bloqueara.

Luz: Tienes solo una semana a partir de hoy, esto para empezar a emitir tu luz, si no te sacare yo misma, ya que no te puedes pasar la vida entera en la casa, y con esto perderte la belleza de conocer a otras de tu especie, todas tus primas.

Lucy: Esta bien madre, tratare de concentrarme y de perder el miedo a lo desconocido.

 

Narrador: Entonces pasaron los días y cada vez estaba mas cerca la fecha limite que Luz le había dado a su tierna hija, la pequeña viendo que no podía aun emitir luz de su cola, un día salio sin avisarle a su madre, con rumbo a el árbol del cual tanto le hablaba su madre.Lucy la luciérnaga que le tenia miedo a la oscuridad

Acto 2

Lucy: Iré al árbol, para ver y conocer a mis primas como emiten su propia luz, les pediré consejos, y con esto hacer sentir orgullosa a mi madre.

Narrador: Tal era su concentración en tratar de emitir por fin la luz en su cola, que nunca vio la enorme telaraña, esta estaba en el camino hacia el famoso árbol, pero que por no ir con su madre, no lo había evitado, quedando atrapada entre las redes de esa telaraña.

Tartan: Mira lo que me ha caído del cielo, y yo que ni hambre tengo… solo me alimento por las noches y ahora ni hambre tengo.

Lucy: No me coma señora araña, mira que salí defectuosa, mira que no puedo ni prender con la luz mi cola, y de seguro para ti soy poca cosa.

Tartan: Que me has sacado la sonrisa de mis labios, pequeña luciérnaga, y es por eso que te voy a dar una oportunidad, si logras prender tu cola con esos vistosos colores, tu vida vas a salvar.

Lucy: Gracias por tan enorme oportunidad, señora araña, precisamente me dirigía con mis primas, para aprender a emitir, la luz de la cola, por el miedo a la noche, estaba bloqueada, y ese temor, hacia que no me concentrara.

Tartan: Amiguita lucy, creo que así te llamas, tienes las horas contadas, si no prendes tu luz, en un tiempo mi pansa rugirá, y es entonces cuando te podre comer.

Lucy: Gracias señora tartan, ahora por favor déjeme a solas, para poder concentrarme, la soledad me ayudara, para poder salvarme.

Lucy la luciérnaga que le tenia miedo a la oscuridad

Narrador: Y así la araña tartan, a su madriguera a dormir se metió, y la pequeña lucy, su cola prender trato, cuando creía que su mala suerte estaba echada, y que nada podía ya hacer, una luz tenue empezó a prender, era la luz que le daba esperanzas de vida, cuando empezó a ver que de a poco la podía encender, pensó que su vida no terminaría, mientras tanto Luz la mama de Lucy, apenas había notado, la ausencia de su hija, y pensando que la había presionado mucho, al árbol se dirigió.

Acto 3

Tartan: Bien mi estimada amiga, veo que al fin aprendiste a emitir tu luz, lastima que eso no te va a ayudar, que el hambre, y los rugidos de mi pansa, dicen que te coma.

Lucy: Señora Tartan, su palabra me dio, que su palabra no vale, o no conoce el honor?

Tartan: El honor no lo conozco, pero al hambre si, lastima que te tenga que comer.

Lucy: Esta bien señora, es su naturaleza, solo quisiera ver de nuevo a mi madre, por ultima vez.

 

Narrador: En eso estaba la araña, viendo a la luciérnaga, cuando la pequeña Lucy a su madre vio, con unas señales que emitía de su cola, a su madre llamo, entonces como pudo, Luz la libero, de las difíciles telarañas, la separo.

Acto 4

Luz: Tartan, ella es mi hija, y es solo una pequeña,

Tartan: Eso lo veo bien, y es muy valiente, todos en el lugar saben que soy vegetariana, y solo jugaba con ella, esto para que a ti con su luz te hablara y para que tu la salvaras, todo lo hice para que al fin una luciérnaga real fuera, sabes que navidad esta cerca y quiero que el árbol que esta aquí, con sus luces prendieran.

Luz: Ya lo sabia, solo que nunca le dije a Lucy que no te comería, eres una de las cosas con la que asustamos a nuestros hijos, y con eso ellos se animan, a emitir sus luces

Lucy: Entonces señora Tartan, usted nunca me comería?

Tartan: No mi tierna luciérnaga, esto que hice solo fue para asustarte y ayudarte a que emitieras tu luz, espero algún día me perdones, por lo que te hice pasar.

 

Narrador: Desde entonces, camino al árbol, Lucy pasa todos los días saludando a la señora Araña, ahora su luz resplandece y sobresale todas las noches y es la envidia de todas las primas luciérnagas.

Moraleja: A veces el que creemos que es nuestro peor enemigo, es el que nos puede dar una lección, y aunque Luz, presionaba mucho a su hija en algo sirvió.

FIN

{ 0 comments… add one }

Leave a Comment

Leer más
El caballero errante, en búsqueda de la felicidad

Título: El caballero errante, en búsqueda de la felicidad Autor: Cesar de León Escobedo Personajes: (4)Benjamín de Cervantes, Doncella Elena de Lugo, Ignacio de Garibay,...

Cerrar