Cuento infantil

Titulo: El niño que quería estar solo
Autor: Cesar de León E.
Personajes: Pedro, Mama, Papa, Trollingo,
Categoría:

Cuento infantil

Pedro era un niño caprichoso, al que nada le faltaba y el cual por mucho tiempo había estado equivocadamente criado, niño que no tenia respeto a sus padres, los cuales por mucho tiempo hacían sacrificios, todo con el único fin de satisfacer todos los caprichos de su hijo.

Cuento infantil: El niño que quería estar solo

Un día en uno de sus tan seguidos desplantes, les grito a sus padres que no los soportaba y que deseaba estar solo, con todo su corazón, solo, ya que no los soportaba.

Al día siguiente, al despertar, no vio por ningún lado a nadie, curioso salio a la calle y vio que estaba solo, su deseo se había cumplido.

Al principio, alegre por hacer lo que quería, todo le parecía un juego, hacia travesuras que sus padres no lo dejaban hacer, comía todo el dulce que quería y sin algún cuidado, siguió por horas, hasta que se canso.

Al día siguiente, al despertar de su cama, y pensando que todo había sido solo un sueño, se levanto, solo para confirmar su soledad, ya no era tan bonito estar solo, la aventura se convertía en pesadilla.

Empezando a llorar, no sabia porque le pasaba eso a el, cuando en la esquina de su recamara, unas palabras escucho: ” tu lo pediste”.

Cuento infantil: El niño que quería estar solo

!Papa¡ grito Pedro con todas sus fuerzas, de la oscuridad del rincón, salio un troll, solo para decirle que sus deseos se habían cumplido.

Ya no quiero estar solo, gritaba Pedro, y entre llantos en la alfombra que estaba en el suelo se quedo dormido, algunas horas pasaron, y trollingo que así se llamaba el troll, se le acerco y le dijo: Sabes que cuando alguien desea algo con tanta vehemencia, como cuando lo deseaste tu, en algunas ocasiones se te puede llegar a conceder.

!Perdón¡ grito Pedro, no sabia lo valioso que son mis padres hasta que ya no los tuve.

Podría revertir el deseo tuyo de estar solo Pedro, dijo Trollingo, pero este solo se concede, cuando es verdadero y ansiado, como tu deseo original.

Claro, dijo Pedro, ya no quiero estar solo, y entre sollozos, se volvió a dormir.

Al día siguiente, se levanto pensando que aun estaba solo, bajando a la cocina de su casa, vio cocinar a mama, y corriendo se lanzo a abrazarla.

Hijo mio, que te sucede, ¿Quieres comer?

Si madre mía, comento Pedro, te quiero mucho y quiero cambiar, ¿en que labor de la casa te puedo ayudar?

Claro hijo mio, vete a la calle a la basura tirar, y espera a tu padre que fue a traer las bolsas del mandado, para que le ayudes a bajar.

Cuento infantil: El niño que quería estar solo

Y así el cambio de actitud de Pedro, fue notándose cada vez mas, y al anochecer y acostarse para dormir, comento: no se si lo que paso fue un sueño, pesadilla o algo real, pero a mis padres con mis acciones y amor, los voy a honrar y a ayudar.

Del rincón oscuro, una voz se volvió a escuchar, era la voz de Trollingo, que le dijo: No fue un sueño Pedro, fue real, y esta vez es la ultima que me vas a escuchar.

Y Pedro su palabra cumplió, y a sus padres toda la vida ayudo.

Moraleja: No sabemos lo que tenemos, hasta que lo perdemos, cuida y honra a tus padres, que no son eternos.

FIN

Si leíste este cuento corto, te invitamos a que leas este otro, que fue adaptado como una obra de teatro de  miedo

Titulo: El orgullo y la ira
Autor:
Personajes: Orgullo, Ira
Categoría: Cuento infantil

Cuento infantil de dos personajes

La Ira y el Orgullo eran dos buenos amigos, los cuales se pasaban juntos casi todo el rato, incluso tenían amigos en común y sus padres se conocían entre sí.

Orgullo e Ira, se querían mucho, suficiente como para soportarse el uno al otro, pero de vez en cuando peleaban, pues Orgullo nunca estaba dispuesto a perder la razón y la Ira, por su naturaleza, se volvía loca cuando le reprochaban cosas sin sentido. Leer mas